EL PAPEL DEL SECTOR PRIVADO EN LA CONSTRUCCIÓN DE PAZ

Gustavo Pérez Berlanga,
Director de Responsabilidad Social de Grupo Toks

“No hay empresa exitosa en una sociedad fracasada, así como ninguna sociedad será exitosa con empresas fracasadas”.

La frase anterior se le atribuye al empresario y filántropo suizo Stephan Schmidheiny y resalta la necesidad que las empresas contribuyan a atender aspectos sociales y ambientales que representan retos y oportunidades para las sociedades actuales en todo el mundo, incluyendo cuestiones de ética empresarial, integridad y construcción de paz.

Una empresa tiene mayores oportunidades de desarrollo en sociedades pacíficas, justas e incluyentes. Hace algunos meses participé en el evento anual “Business for Peace” (Negocios para la Paz) organizado por la red de Pacto Mundial Colombia, la oficina de la Organización de las Naciones Unidas para Construcción de Paz y la Cámara de Comercio de Bogotá.

El evento reunió a más de 200 líderes empresariales, inversionistas, autoridades locales y de la sociedad civil con un fin común: explorar oportunidades innovadoras de colaboración para lograr sociedades más pacíficas, tomando como marco de referencia el Objetivo 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas. También tuvo como objetivo mostrar casos exitosos de cómo algunas empresas han establecido iniciativas que han contribuido a la paz dentro de sus operaciones de negocio.

Me llamó la atención que había más de 100 empresarios colombianos presentes en el evento aprendiendo y compartiendo experiencias acerca de su involucramiento en acciones que deriven en una sociedad más pacífica. En el caso de México, solamente hubo una empresa mexicana participante.

En abril de 2016, la oficina de Pacto Mundial en México lanzó la iniciativa Negocios para la Paz (Business for Peace) de la Organización de las Naciones Unidas para que las empresas interesadas se adhirieran a la misma, generando una red de aprendizaje y colaboración. Marco Pérez, el entonces Coordinador de la red mexicana de Pacto Mundial decía: «no solamente son los gobiernos y la sociedad civil quienes hacen un llamado a la paz, y pueden construirla, sino también las empresas. Muchas veces a las empresas les cuesta identificar el término paz, entendiendo que es un proceso de construcción. No es una meta solamente del soberano».

Casi dos años después del lanzamiento de la iniciativa, solamente cinco empresas mexicanas se han adherido a ella, y no se ha generado aún ningún evento relacionado con Business for Peace en el país. Lo anterior muestra la enorme oportunidad que tenemos por delante. Al involucrase en la construcción de paz, una empresa puede beneficiarse de diversas formas, destacando las siguientes:

  • Contar con una estrategia de manejo de riesgos en las operaciones de negocio.
  • Disminuir costos asociados a la inseguridad, en aspectos tales como robos hormiga, acoso laboral o mobbing, inclusión laboral, prevención del delito, etc.
  • Involucrarse con actores públicos y privados que, conjuntamente, diseñen e implementen propuestas contribuyendo al bien común.
  • Aprender de casos exitosos a nivel mundial y alinear la estrategia de negocio a las mejores prácticas mundiales.

Aprovecho este espacio para compartirles algunas iniciativas que hemos desarrollado en la cadena de restaurantes Toks enfocadas a una sociedad más armónica e incluyente:

1. PROYECTOS PRODUCTIVOS, desde 2003 se estableció una estrategia de compra de insumos a pequeños productores rurales en el país, integrándolos a la cadena de valor del negocio. Por ejemplo, la miel que se consume en los restaurantes Toks de todo el país es recolectada por apicultores amuzgos del estado de Guerrero, el chocolate es producido por mujeres mixtecas de Oaxaca, la granola y el mole por mujeres mazahuas del Estado de México, la mermelada de fresa por mujeres de la sierra de Guanajuato y el café por pequeños productores de la Reserva de la Biósfera del volcán Tacaná, en el Soconusco en Chiapas. Esta iniciativa ha beneficiado a más de 12 mil personas en el país y ha logrado que las familias tengan condiciones de vida digna sin necesidad de migrar a ciudades grandes o a Estados Unidos, que cambien de cultivo por otros al margen de la ley o que incluso, ingresen a las filas del crimen organizado.

LOS PILARES DE PAZ POSITIVA

2. CAMPAÑA “NO SOLO LOS NIÑOS DEBEN PORTASE BIEN”, en alianza con la organización México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), en los Toks de todo el país se obsequiaron separadores de libros que contenían un decálogo de cómo construir ciudadanía a través de ciertos comportamientos; por ejemplo, cuando vas al cine (no brincarte la fila), entras a un restaurante (no meter comida), cuando conduces (no obstruir los pasos peatonales), en redes sociales (no insultar), etc. Se distribuyeron miles de separadores y tuvo tal aceptación entre los comensales, que incluso varios de ellos solicitaron a MUCD replicar la iniciativa en sus negocios, escuelas, etc.

LOS PILARES DE PAZ POSITIVA

3. TALLERES DE SERIGRAFÍA Y PANADERÍA, en alianza con Fundación Reintegra, en la Ciudad de México, se establecieron dos talleres productivos que tienen como finalidad que los jóvenes que se encuentran en una situación de vulnerabilidad o los adolescentes en conflicto con la ley, tengan una forma de vida digna a través de una actividad lícita y que les brinda muchas satisfacciones. Se estima que por cada joven rehabilitado por Reintegra, se pueden prevenir hasta mil asaltos al año considerando tres asaltos diarios. Desde que inició este proyecto en 2012, se han beneficiado a más de 320 jóvenes y varios de ellos ya tiene sus propios negocios, trabajan en la industria serigráfica o están empleados de manera formal.

LOS PILARES DE PAZ POSITIVA

4. PROGRAMA ANTI-VIOLENCIA EN LA EMPRESA, hace un par de años, Toks decidió establecer un programa de erradicación del acoso laboral o mobbing entre sus empleados. Lo primero que hizo fue una prueba piloto en donde lanzó una campaña de concientización para que los empleados conocieran los niveles de violencia que se dan dentro de las relaciones humanas, para ello utilizó la herramienta denominada “Violentómetro” desarrollada por el Instituto Politécnico Nacional, que les hizo ser conscientes de los comportamientos violentos tanto en expresiones verbales como en actitudes dentro de sus acciones cotidianas en el hogar, escuela, calle, trabajo, etc. Después se realizaron acciones determinadas por los mismos empleados para erradicar la violencia en todas sus formas en su lugar de trabajo, buscando un entorno laboral más armónico y pacífico. Como resultados cuantitativos se logró reducir un 40% la rotación, incrementar el nivel de satisfacción del cliente (medido a través de clientes ocultos o mystery shopers) en un 21% y, en la parte cualitativa, los empleados manifiestan estar más contentos. La siguiente etapa es replicar la prueba piloto en sus más de 200 unidades de negocio.

LOS PILARES DE PAZ POSITIVA

5. FOOD TRUCK CHIAPAS Y TIJUANA, en alianza con autoridades locales, estatales y federales, así como con diversas organizaciones nacionales e internacionales, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se lanzó una iniciativa que consiste en que jóvenes egresados de centros de rehabilitación por consumo de drogas, sustancias o alcohol, tengan mayores oportunidades de una reinserción social exitosa a través de operar un negocio de comida móvil (food truck) que les brindará ingresos dignos además de aprender el funcionamiento de un negocio, fomentar el trabajo en equipo, y lograr un sentido de pertenencia. Se espera que esta iniciativa logre incrementar significativamente los casos de éxito en reinserción social en los jóvenes, tanto hombres como mujeres.

LOS PILARES DE PAZ POSITIVA

Más allá de la seguridad pública que es una responsabilidad de las autoridades en los tres niveles de gobierno (local, estatal y federal), la seguridad ciudadana es una responsabilidad que nos concierne a todos los actores de la sociedad: gobierno, sociedad civil, y, por supuesto, las empresas.

Los ejemplos mencionados en este artículo muestran como una empresa del sector privado puede contribuir a la generación de paz positiva dentro de sus operaciones y la sociedad.

Eleanor Roosevelt decía: “No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla”.

Información adicional

O relatório completo pode ser baixado do site visionofhumanity.org abaixo. Outros conteúdos digitais, incluindo gráficos e imagens, também estão disponíveis para compartilhamento.

visionofhumanity.org
economicsandpeace.org
indicedepazmexico.org

Descargar
(8mb)