Mexico Peace Index 2017
ÍNDICE DE PAZ MÉXICO
MPI17_Cover_Spanish-1.jpg

Índice de Paz México

Índice de Paz México

 
 

Paz en México: ¿hacia dónde vamos?

  • Comparado con el año anterior, la calificación del Índice de Paz México (IPM) se deterioró un 4.3% en 2016. Es el primer deterioro desde que el país comenzó a recuperarse de la guerra contra las drogas en 2012.
  • En 2016, la tasa de homicidio doloso aumentó 18.4%; 61% de estas muertes se cometieron con un arma de fuego.
  • El impacto económico de la violencia fue de 3.07 billones de pesos en 2016. Esto equivale a cerca del 18% del PIB en México o 25,130 pesos por persona. 
  • Pese a retrocesos recientes, el nivel de paz en México fue casi 14% mayor en 2016 que en 2011.
  • Si bien la Paz Positiva en México – las actitudes, instituciones y estructuras que crean sociedades pacíficas – mejora de manera consistente, los avances son desiguales.
  • La puesta en funcionamiento del marco de Paz Positiva a nivel local puede ayudar a mejorar los niveles de paz y reducir las tasas de homicidio. 

En 2003, el primer año de estudio del Índice de Paz México (IPM), México se aproximaba a un nivel históricamente bajo de violencia. La tasa de homicidios había disminuido constantemente desde finales de los años noventa, la esperanza de vida y el ingreso per cápita iban en aumento, la democracia llegó con las elecciones presidenciales de 2000 y México presenció su año más pacífico en 2004.

A pesar de esto, no todo iba bien. Los grupos de la delincuencia organizada habían construido un amplio comercio de narcóticos, moviendo marihuana, cocaína, heroína y metanfetaminas por mar y tierra hacia Estados Unidos. Décadas de corrupción, impunidad y un gobierno de partido único habían permitido a estos grupos infiltrarse en todos los niveles de gobierno. 

En el 2016, la paz se deterioró por primera vez desde la recuperación iniciada en 2012.
— ÍNDICE DE PAZ MÉXICO

En diciembre de 2006, el Presidente Felipe Calderón declaró la guerra contra el crimen organizado y desplegó a las fuerzas armadas a las calles; la paz se había ido deteriorando gradualmente durante dos años. El despliegue de tropas precedió a un incremento dramático de la violencia en todo el país. Durante los próximos cinco años, la paz se deterioró un 23 por ciento y la tasa de homicidios se duplicó, llegando a casi 20 muertes por cada 100,000 habitantes en 2011.

Después de cinco años de guerra entre al menos doce grupos de narcotraficantes y las fuerzas armadas, el saldo fue de miles de muertos y de desaparecidos. Sin embargo, en 2012, los homicidios comenzaron a disminuir y los niveles de paz a elevarse.

Aunque la disminución en los niveles de paz fue de un 4.3%, la situación permanece un 14% mejor que en 2011, el peor año para el país. Es importante mencionar también que México obtuvo el lugar 140 de los 163 países que mide el IEP en el Índice de Paz Global. Esto pone en perspectiva el largo reto que aún tiene el país para sobreponerse de los efectos de esta guerra.

Tendencia de la paz en Mexico, 2003 - 2016

El IPM ofrece una medición multidimensional de la paz en México, capturando cinco indicadores de niveles de violencia y presentando un análisis del contexto. El informe de 2017 hace énfasis en cuatro áreas de política pública que tendrían impacto en mejorar la situación: fortalecer a la policía, combatir la impunidad, disminuir los homicidios y definir la importancia del rol de los gobiernos locales en la solución del problema.

Resultados estatales del índice de paz México 2017

 
 

La principal razón por la cual los niveles de paz disminuyeron un 4.3% en 2016 es el aumento en la tasa de homicidio, que incrementó un 18% entre 2015 y 2016. Este incremento se concentró en 24 de los 32 estados del país.

La principal razón por la cual los niveles de paz disminuyeron en 2016 es el aumento en la tasa de homicidio.
— ÍNDICE DE PAZ MÉXICO

Yucatán fue el estado más pacífico de México en 2016, seguido de Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila. Sin embargo, la medición de la paz es relativa. Yucatán tiene la tasa más baja de homicidios en el país (2.8 por cada 100,000 habitantes) pero aún es superior a la de un tercio de los países del mundo.

Guerrero fue el estado menos pacífico por cuarto año consecutivo, seguido por Colima, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

La región del norte del país, a lo largo de la frontera con los Estados Unidos, es la menos pacífica en general, pero también ha sido el sitio de algunas de las mejoras más significativas. En 2016, la violencia se intensificó a lo largo de la costa del Pacífico, afectando a Baja California Sur, Colima y Guerrero.

Hubo dos grupos de violencia y ambos traspasaron las fronteras de por lo menos cuatro estados. El primer grupo se extiende a ambos lados de la frontera entre los estados de Sinaloa y Durango, prolongándose hacia el norte a Chihuahua y hacia el sur a Zacatecas. Las entidades de Chihuahua, Zacatecas y Sinaloa se clasifican en los sitios 24, 26 y 30 del IPM, respectivamente.

El segundo grupo se encuentra a lo largo de la costa, desde el extremo noroeste del estado de Jalisco, y hasta Colima, Michoacán, Guerrero, para finalizar en Oaxaca. Colima y Guerrero son los dos estados menos pacíficos de México, en tanto que Jalisco, Oaxaca y Michoacán se clasifican en los sitios 18, 19 y 23, respectivamente.


TASAS DE HOMICIDIO MUNICIPALES, 2016

 
 

A pesar del deterioro en 2016, 21 de 32 estados permanecen más pacíficos ahora que hace seis años. La tasa de delitos violentos llegó su nivel más bajo en los últimos 14 años y la tasa de homicidios es actualmente 16% menor que la de 2011. Los delitos relacionados con el crimen organizado – el secuestro, la extorsión y los delitos contra la salud pública – llegaron a su punto más bajo en una década.

La tasa de delitos cometidos con un arma de fuego fue un 10% menor que en 2011, aunque las últimas tendencias muestran un aumento en la compra de armas. Además, 61% de los homicidios cometidos en 2016, fueron con un arma de fuego. Los aumentos en este tipo de delito, sugieren un cambio en la dinámica de la violencia, con una disminución de delitos menores, pero un aumento de la violencia interpersonal y/u organizada. El mercado negro de armas, principalmente traficadas desde Estados Unidos y América central, es una amenaza para la paz en el país.

El único indicador del IPM que no ha mejorado respecto a los niveles de 2011 es la tasa de presos sin condena, lo que refleja el grado en que los gobiernos estatales hacen uso de la prisión preventiva. Las cárceles en México se encuentran a un 112 por ciento de su capacidad. La tasa de presos sin condena mostró su primera mejora el año pasado, casi 11,000 personas menos fueron encarceladas sin sentencia. Esto puede ser reflejo de los avances en la implementación de la reforma de justicia. Puebla, Baja California, Sonora, Jalisco y Estado de México tienen el mayor número de presos sin condena. Las detenciones sin sentencia han caído más del 40 por ciento en Coahuila y Yucatán, dos de los estados más pacíficos del país.

Es probable que en el futuro, las mejoras vayan desde abajo hacia arriba. Las reformas comienzan a materializarse, pero la violencia tiene patrones localizados en México y los gobiernos locales tienen más trabajo que hacer. Por ejemplo, las fuerzas policiales municipales son consideradas las más corruptas de todas las agencias policiales. El IPM 2017 describe los temas de políticas públicas que son críticas para alcanzar mejores niveles de paz. Se ha avanzado en cada una de estas áreas, pero el retroceso en 2016 resalta que el país todavía tiene un largo camino por recorrer.

Descarga el IPM 2017 para el análisis completo de la paz en México, incluyendo las tendencias clave y los impulsores de la paz, así como las estimaciones del impacto económico de la violencia, la metodología completa y un análisis sobre la veracidad de los datos oficiales sobre delincuencia.

Recursos: el Kit de prensa, Verificación de los datos oficialesvisionofhumanity.org